Salud

BOTONFARMACIAGUARDIA

Desfibriladores en dependencias municipales

Mairena del Alcor, ciudad cardioprotegida

La parada cardiorespiratoria (PCR) es la tercera causa de muerte en el mundo occidental. Más del 90% de los casos ocurre fuera del ámbito sanitario, en espacios públicos o en el hogar. Por cada minuto de retraso en actuar, las posibilidades de supervivencia del paciente que sufre una parada cardiorrespiratoria disminuyen un 10%. Una aplicación rápida y correcta de las acciones contempladas en la cadena de supervivencia, entre las que destaca la desfibrilación eléctrica precoz, podría aumentar las tasas de supervivencia en 3 de cada 4 casos. La actuación de las personas presentes en el momento de la parada cardíaca se convierte en fundamental.

Para facilitar esa actuación, la Delegación de Salud del Ayuntamiento de Mairena del Alcor ha adquirido cinco desfibriladores mediante la fundación SSG y distribuido por las dependencias municipales con mayor afluencia de vecinos. También ha coordinado una serie de cursos de formación para los técnicos municipales que desarrollan su trabajo en las dependencias donde están ubicados los desfibriladores, así como talleres informativos en las escuelas infantiles, colegios, institutos y asociaciones.

¿Dónde están ubicados los desfibriladores?

  • Campo de Fútbol Jozabe Sánchez Ruiz
  • Coche patrulla de la Policía Local
  • Gimnasio municipal y piscina cubierta
  • Pabellón Miguel Ángel Gómez Campuzano
  • Villa del Conocimiento y las Artes

La cadena de supervivencia consiste en una serie de pasos que son el reconocimiento precoz de la situación de emergencia y de los servicios de emergencia, reanimación cardiopulmonar (RCP) precoz practicada por los testigos de la parada cardiaca, desfibrilación temprana y soporte vital avanzado precoz y cuidados posteriores a la resucitación.

El desfibrilador externo automatizado, por sus características de funcionamiento y seguridad, posibilita que personas con una formación y un entrenamiento mínimos puedan realizar actuaciones de desfibrilación. Debido a que su utilización no requiere un diagnóstico clínico previo, el DEA es idóneo para su uso por personas ajenas a la profesión sanitaria.