Salud

BOTONFARMACIAGUARDIA

Riesgo de adquirir aparatos eléctricos de segunda mano sin garantías

  • La Unión de Consumidores advierte que, en la mayoría de los casos, los electrodomésticos usados carecen de garantía y el usuario no puede reclamar responsabilidades o devolución si hay avería
  • Los gestores de residuos aconsejan no comprar aparatos eléctricos y electrónicos usados sin la correspondiente supervisión técnica debido a las sustancias peligrosas que contienen.
  • Ingenieros desaconsejan la adquisición de ordenadores antiguos porque son más vulnerables a los ataques de piratas informáticos
  • La Agencia Andaluza de la Energía promueve la compra de electrodomésticos nuevos porque consumen menos energía, propician el ahorro del ciudadano y logran reducir las emisiones de gases que producen el calentamiento global
  • La Junta de Andalucía recuerda la obligatoriedad de poseer el título de gestor autorizado para almacenar, reparar, preparar y distribuir aparatos eléctricos que se hayan convertido en residuos

Cuatro poderosas razones desaconsejan adquirir aparatos eléctricos y electrodomésticos que no cuentan con las necesarias garantías en tiendas de artículos de segunda mano. La Unión de Consumidores de Andalucía advierte que en la mayoría de los casos estos electrodomésticos no tienen garantía y no podremos reclamar si se avería. Los gestores de residuos informan que muchos de los electrodomésticos antiguos llevan sustancias cancerígenas e incluso explosivas. Ingenieros aconsejan no comprar ordenadores antiguos porque son más vulnerables a los ataques de los piratas informáticos. La administración recuerda que sólo un gestor autorizado por la Junta puede almacenar, reparar, preparar y distribuir electrodomésticos que se hayan convertido en residuos.

Comprar aparatos eléctricos y electrónicos en tiendas de segunda mano podría parecer un ahorro atendiendo sólo al precio al que lo adquirimos. Distintos estamentos y organizaciones están desaconsejando su compra, cuando no cuentan con las necesarias garantías, por entender que perjudican más que benefician al consumidor.

Consumidores aconseja huir de los productos sin garantía


La Unión de Consumidores de Andalucía aconseja “huir de los formatos comerciales que no otorgan las debidas garantías”. Para su presidente, Juan Moreno, “este es el caso de las tiendas de reutilización de electrodomésticos porque la ausencia de garantía significa que no podremos defender sus intereses cuando planteen una consulta o una reclamación”.

Sólo gestores autorizados
La Junta de Andalucía recuerda la obligatoriedad de la pertinente autorización de la administración para el almacenaje, reparación, preparación y distribución de electrodomésticos usados que son residuos ya que provienen del abandono.

Según Jesús Nieto, director general de Prevención y Calidad Ambiental, “son residuos y por tanto tienen que ser gestionados de acuerdo a la ley de residuos, es decir, se deben gestionar por gestores autorizados, en instalaciones adecuadas y autorizadas por la Junta”.

Para Nieto “no estamos hablando de talleres que reparan electrodomésticos. Estamos hablando de electrodomésticos que han perdido su vida útil. Si se quieren reutilizar estos aparatos tiene que ser en instalaciones autorizadas”.

El director general de Prevención y Calidad Ambiental explica que “todo aquel que gestione sin autorización de la Junta de Andalucía este tipo de puntos de venta de electrodomésticos usados está sometido al régimen sancionador no sólo desde el punto de vista de la ley de residuos sino también de la ley de consumidores y usuarios; cuando vuelve a colocar ese aparato en el mercado tienen que dar las garantías suficientes.”

Sanciones de hasta 1.750.000 euros


Los residuos de electrodomésticos de segunda mano almacenados para su venta podrían estar vulnerando la legislación vigente si no tienen todas las autorizaciones de la administración. Según el artículo 47 de la Ley de Residuos, la normativa contempla sanciones que van desde los 300.001 euros hasta los 1.750.000 euros.

Reducción de 400€ en el consumo eléctrico


Por su parte la Agencia Andaluza de la Energía promueve la compra de aparatos nuevos, eficientes desde el punto de vista energético, para propiciar por un lado el ahorro del consumidor en la factura de la luz y, por otro, fomentar el ahorro en el consumo de energía para evitar la emisión de gases a la atmósfera que aceleren el calentamiento global y el cambio climático.

La administración andaluza entiende que eficiencia energética significa ahorro energético y ahorro de emisión de CO2 a la atmósfera. La política de la Junta, como la europea -asegura- “va en la línea de reducción de consumo energético e implantación de energías renovables en un 20 por ciento hasta 2020”, ha dicho Victoria Gallardo, Jefa de Área de Captación y Gestión de Recursos Energéticos de la Agencia Andaluza de la Energía.

Según datos que obran en poder de la Junta, los ratios de emisión de gases son similares a los que había en 2002. “Y esto ha sido posible gracias a la incorporación de energías renovables en nuestro consumo y gracias también a la cultura de eficiencia energética y ahorro de energía en la sociedad andaluza”, explica Gallardo.

La Jefa de Área de Captación y Gestión de Recursos Energéticos de la Agencia Andaluza de la Energía, Victoria Gallardo, estima que “es importante que a la hora de adquirir un electrodoméstico vigilemos la etiqueta energética que debería de ser “A plus” o superior porque esta indicación nos puede conducir a un ahorro de hasta 400 euros en la vida útil del aparato”.

Sustancias cancerígenas y gases explosivos


Los gestores autorizados de aparatos eléctricos y electrónicos están a favor de fomentar la reutilización bajo el marco legal. “La preparación de los aparatos para su reutilización debe hacerse poniéndolo en manos de personas con conocimientos y medios adecuados para que posteriormente eses aparato tenga todo tipo de garantías”, explica Leonardo Díaz Pineda, gerente de RECILEC.

Los gestores de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, autorizados para tratarlos y descontaminarlos, también advierten que los aparatos antiguos contienen sustancias peligrosas. Según Leonardo Díaz, una lavadora fabricada hace siete años contiene condensadores con PCB, un producto cancerígeno para la salud. Por tanto nosotros aconsejamos tener cuidado con la adquisición de aparatos de segundo uso.”

Díaz Pineda explica que “adquirir un frigorífico de segunda mano conlleva un riesgo importante porque muchos de ellos contienen gases CFC o derivados de hidrocarburos como el pentano o ciclopentano. Son gases inflamables que en determinadas condiciones podrían producir explosiones.”


Más vulnerables a los piratas informáticos


Ingenieros de sistemas advierten además que adquirir ordenadores usados conlleva un “grave riesgo” para nuestros datos más sensibles del ordenador de casa.

Para Miguel Lora, Ingeniero de Sistemas de Isersys, “con la compra de equipos con componentes eléctricos y electrónicos antiguos somos más vulnerables ante ataques informáticos porque no soportan un sistema operativo actual y, por eso, tenemos que tener cuidado dónde compramos ese tipo de dispositivos, asegurándonos que los componentes son actuales y podamos meterle sistemas operativos de última generación”.